Blog

Polémica por la posible extensión del congelamiento de los alquileres

El sector inmobiliario alerta sobre un potencial “colapso” en la oferta si se prorrogan los precios congelados. El Gobierno analiza qué hacer.

A poco más de un mes para el vencimiento del DNU 320/2020, que congeló el precio de los alquileres hasta el 30 de septiembre y postergó automáticamente los contratos vencidos durante la vigencia del decreto, el sector inmobiliario se puso en alerta. En especial porque la agrupación que representa a los inquilinos pidió una prórroga para esa medida hasta marzo del año próximo.

A esta altura, el Gobierno está analizando el tema. Podría decidir una extensión del decreto o también un plan de créditos para aquellos inquilinos que tengan deudas con los propietarios de las viviendas que alquilan.

Mientras tanto, el Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios de la República Argentina CoFeCI, que agrupa a 28.000 corredores inmobiliarios en todo el país, salió a manifestar -a través de un comunicado- su rechazo a la extensión del decreto: aseguran que eso “implicaría un colapso total de la oferta de alquileres, produciendo una masiva migración a la venta de propiedades, privando a los miles de inquilinos la oportunidad de acceder a una vivienda”, explicó.

El Consejo recordó que oportunamente manifestó su acompañamiento al DNU 320 decretado en marzo por un plazo de 180 días, ya que pretendía mitigar el impacto de la crisis por la emergencia sanitaria del Covid 19. Sin embargo, hoy entiende que su prórroga no será beneficiosa para el mercado.

“Advertimos que esta medida excepcional no debía prorrogarse bajo ninguna circunstancia, ya que no dejaba de ser una intromisión del Estado en los contratos entre particulares, un claro avance sobre el derecho a la propiedad privada y que este debía durar los 180 días establecidos, no más, de lo contrario, causaría una gravísima situación en el mercado de alquileres”, explicó el comunicado.

Los resultados de las encuestas realizadas por los Colegios Profesionales Inmobiliarios del país, agrupados en CoFeCI, “vienen dando estadísticas bajísimas sobre el incumplimiento del pago de los alquileres de viviendas, como así también, un bajo grado de conflictividad entre las partes, no sería razonable ni oportuno una extensión del DNU, cuando la actividad económica comienza a normalizarse en el país en la mayoría de los sectores de la economía”, agregó.

“La oferta existente de viviendas en la Argentina es consecuencia de la inversión de aquellos argentinos que apostaron en el país a la compra de inmuebles, para luego volcarlos al mercado de alquileres. Los generadores de oferta no son los que compraron dólares, o los que apostaron al mercado financiero, o aquellos que incluso, sacaron su plata del país. Si no fuera por los miles de argentinos que apostaron a su país comprando o construyendo inmuebles para luego volcarlos al mercado de alquileres, hoy los argentinos que se ven imposibilitados de acceder a su vivienda propia por las desacertadas políticas habitacionales y económicas de los gobiernos, no tendrían inmuebles que alquilar”, argumentó el CoFeCi.

Según las inmobiliarias, “este tipo de medidas, que se suman a la ya gravísima situación del mercado locativo por la baja rentabilidad que tiene un inmueble, desalienta la construcción, generando mayor desempleo y una caída en la actividad”, finalizó la nota de la entidad.

Fuente: www.clarin.com